Auto_Interaktiv

La química hace posible la movilidad

Los fabricantes de automóviles cambian a través del tiempo. La protección del clima es el tema que domina el debate público y el diálogo político. Para el 2012, la Unión Europea tiene la intención de limitar las emisiones de CO2 de los autos nuevos a 130 gramos por kilómetro manejado.

Químicos para el auto

El valor promedio actual es 140 gramos por kilómetro y en el 2020 no debería exceder los 95 g/km, por lo que los desarrolladores tendrán que trabajar duro para ello. Después de todo, incluso los compradores de autos ambientalmente conscientes, no quieren sacrificar el confort, seguridad o placer de manejar. Aquí es donde los productos químicos modernos pueden ayudar. Los nuevos plásticos de alto rendimiento están haciendo a los autos más livianos y más aerodinámicos, y los químicos están impulsando el desarrollo de baterías y agregados. Los nuevos tipos de caucho están siendo usados para hacer los neumáticos más seguros y contribuir a la economía del combustible. Los nuevos materiales también tienen un papel importante en la fabricación de automóviles accesibles y más atractivos. Pero por sobre todas las cosas, los químicos ayudan a los fabricantes a asumir uno de los más grandes desafíos de nuestros tiempos: protección climática.

El diseño ligero está de moda

LKWEs una ecuación muy simple: cuanto más pesado sea el auto, más combustible quemará. Una reducción de 100 kilogramos ahorra hasta 0.4 litros de combustible cada 100 kilómetros. Pero nadie debería tener que sacrificar la comodidad que proporciona el aire acondicionado y los levanta vidrios, sin mencionar los equipos de seguridad, como el airbag o la protección de impacto lateral. Es por eso, que los ingenieros deben buscar otra forma de reducir el peso del vehículo. Gracias al plástico moderno, hoy es posible fabricar autos más livianos pero también más estables. Un plástico técnico es el Durethan de LANXESS, que se utiliza como un compuesto de acero o aluminio. Este material se utiliza para producir las partes que puedan soportar las cargas más altas, pero son entre un 30 y 40 por ciento más livianas y menos costosas que las piezas convencionales. Los materiales plásticos presentan hasta el 20 por ciento de un típico auto hoy en día, y ese porcentaje aumentará de manera significativa.

El uso eficiente del combustible es una forma posible de reducir las emisiones de CO2. Y eso también se relaciona con el peso, aunque de forma indirecta. Con camiones y contenedores ligeros, por ejemplo, se puede transportar más carga sin exceder el peso bruto del vehículo. Esto reduce el número de kilómetros manejados. LANXESS pone en práctica: los camiones transportan cargas ligeras entre las localidades de LANXESS Krefeld-Uerdingen y Antwerpen. Esto aumenta la carga de los camiones en un 10 por ciento, lo que resulta en un ahorro de 150 viajes anuales. El resultado es una disminución de 50.000 kilómetros manejados por año y un ahorro de 15.000 litros de combustible.

Manejando con seguridad

En el desarrollo de la protección del clima y el aumento de las medidas de eficiencia, hay un área que debe ser preservada por sobre todas las demás, y es la seguridad. Los consumidores y fabricantes son muy exigentes cuando se trata de materiales que se utilizan en autos. Ningún conductor se siente seguro en un auto con un simple paragolpes de “plástico” o neumáticos que fueron diseñados exclusivamente para una mínima resistencia a la rodadura. Los químicos modernos de LANXESS aseguran que los nuevos materiales ofrecen un mayor nivel de seguridad para los pasajeros del vehículo. Los plásticos designados para aplicaciones específicas, incluyendo el Durethan y Pocan, son, por lo tanto, no solo más ligeros, sino también más accesibles; su reacción al choque es también superior al de las chapas de acero convencionales. Como materiales compuestos, se utilizan para aplicaciones que incluyen el paragolpes y todo el frente del auto.

Químicos especiales permiten soluciones de diseño de alta calidad

LedersitzeAdemás de los criterios como el confort, seguridad y economía, el gusto personal también juega un importante rol en cada compra de automóviles. Los consumidores quieren autos con diseños estéticos, un color atractivo e interiores de alta calidad. Los químicos modernos pueden ayudar también aquí. Hoy en día, los pigmentos inorgánicos, como los de LANXESS, son utilizados para producir pinturas brillantes que, no solo lucen bien en la sala de exposición, sino también son resistentes a la intemperie y fáciles de cuidar. Permanecen estables a pesar de los efectos de la luz y los elementos se prestan muy bien al tratamiento y permiten que los fabricantes puedan satisfacer las necesidades de las demandas de los últimos colores de moda.

En el interior de los autos, los químicos aseguran que los asientos de cueros alcanzan los standards más altos. LANXESS provee a los productores de cuero todos los químicos que necesitan, incluso agentes curtientes inorgánicos y sintéticos, conservantes y lubricantes, y agentes de curtido y acabado. Y mediante el uso de colorantes especiales de LANXESS, los diseñadores de cuero pueden satisfacer casi todos los deseos cuando se trata de las paletas de colores de los interiores de autos. Es más, el acabo repelente de machas de Aquaderm X-Shield® de LANXESS mantiene el cuero limpio por más tiempo.

Productos innovadores soportan la electro – movilidad

Auto_InteraktivLos químicos de LANXESS son también una solución clave para los sistemas de accionamiento innovadores del futuro. Una tecnología muy prometedora en este campo es la pila de combustible, que genera energía a partir del hidrógeno y oxígeno, liberando solo vapor de agua inocuo al medio ambiente. El principio detrás de la pila de combustible se conoce desde hace 170 años, pero la tecnología se ha convertido recientemente en lo suficientemente madura como para su uso diario en los automóviles. Esto ha sido posible gracias a la evolución como una nueva generación de intercambio de iones que LANXESS ha desarrollado en cooperación con los fabricantes líderes de autos. Con su cambio en la estructura química, estas resinas de intercambios iónicos pueden soportar fácilmente las temperaturas de funcionamiento de la pila de combustible. Esto no ha sido posible hasta ahora. La generación previa de intercambios iónicos se convirtió rápidamente inestable en la temperatura del interior de la pila (alrededor de 90°C), que quedan sin efecto.

Y LANXESS también se está moviendo el los nuevos sistemas de accionamiento. La gama de productos de Saltigo, una subsidiaria de LANXESS, incluye carbonato de vinileno, un importante ingrediente para las baterías de iones de litio. Estas baterías de alto rendimiento son utilizadas en vehículos híbridos.