CO2 Kohlendioxid Reduktion Abbildung Schild Warnschild Illustration abstrakt Ausstoß Symbolbild Anstieg Erderwärmung neutral Emissionen reduzieren Energie Erde globale Erwärmung  Himmel Klima Klimaerwärmung Klimaschutz Klimaveränderung klimawandel aufhalten nachhaltig Natur stoppen natürlich pflanzen co Recycling Rohstoffe co2-frei stopp Symbol Treibhauseffekt Umwelt Umweltschutz Verkehrszeichen Verschmutzung Warnung Welt Wolken Zeichen öko Ökologie Ökosystem 2

Mejor fabricación y menos gases perjudiciales para el clima

En la conferencia sobre el clima de París en diciembre de 2015, 195 líderes nacionales acordaron por primera vez limitar el calentamiento global a menos de dos grados centígrados, y si es posible a 1,5 grados centígrados, en comparación con los niveles preindustriales. Una forma de hacerlo es reducir la emisión de gases de efecto invernadero.
Para que esto suceda, la industria también debe hacer su parte. Los procesos de fabricación deben ser no sólo económicos, sino también compatibles con el medio ambiente. Fundamentalmente, la Tierra debe seguir ofreciendo espacio habitable a las generaciones futuras. Con soluciones técnicas que marcan tendencia, LANXESS contribuye a reducir y prevenir la emisión de gases de efecto invernadero en sus plantas de fabricación.

Reduciendo emisiones

En los últimos siete años, LANXESS ha reducido con éxito sus emisiones directas de gases perjudiciales para el clima casi en un 50%. De 2007 a 2014 las emisiones de las plantas de la compañía se redujeron de alrededor de 3,5 millones a 1,76 millones de toneladas métricas de CO2 por año. A pesar de la reducción de las emisiones de CO2 en términos absolutos, LANXESS aumentó el volumen de productos vendidos por 100.000 toneladas en el mismo período de tiempo. Al mismo tiempo, la emisión de compuestos orgánicos volátiles (VOC) se redujo en un 30% entre 2010 y 2014.

LARA_2009-00039-01_05_2d85177b60En Alemania, la emisión anual se redujo de 1,89 millones de toneladas métricas de CO2 equivalente a 0.31 millones. LARA está jugando un gran papel aquí: con dos modernas plantas de reducción de óxido nitroso (llamadas LARA, por sus siglas en inglés, para abreviar) el sitio de Krefeld-Uerdingen neutraliza el perjudicial óxido nitroso (también conocido como “gas de la risa”) producido durante la fabricación de alrededor de 5.000 toneladas métricas por año de ácido adípico. LANXESS es el único productor de ácido adípico en el mundo que neutraliza completamente su gas de efecto invernadero.

Energía a partir de vainas de soja

72_nagda_03En el sitio de Nagda, en la India, LANXESS utiliza la biomasa como combustible. La soja es la planta más cultivada en esta región. Por eso, la compañía química utiliza vainas de soja, un producto de desecho del cultivo de esta planta. La empresa compra las vainas directamente de los agricultores locales, así también da apoyo al sector agrario local en la región. Energía y vapor se generan con un CO2-neutral en una planta de cogeneración de calor y energía (CHP por sus siglas en inglés). Esto significa que la planta de energía sólo libera una cantidad de CO2 igual a la que se consume de nuevo por las plantas de soja renovables. La planta abarca aproximadamente el 70% de la demanda de vapor y casi 100% de la demanda de electricidad. Esto también mejora en gran medida el balance de CO2: El ahorro asciende a alrededor de 70.000 toneladas métricas de carbón al año. Con esto, las emisiones de CO2 en sitio se redujeron en alrededor de 120.000 toneladas métricas por año.

Biomasa en Brasil

PortoFeliz_IMG_9473_cr_01En Porto Feliz, LANXESS también se basa en procesos ecológicamente racionales: desde 2004 LANXESS comenzó una reconfiguración fundamental de sus procesos de fabricación con el llamado método de retro-lavado. El consumo de agua disminuyó entonces en un 44%. Además, la producción de energía en la planta de cogeneración ha sido completamente neutral desde 2010 debido a la utilización de un combustible renovable, respetuoso del medio ambiente. La planta de generación de electricidad y vapor de agua tiene una capacidad de alrededor de 4,5 megavatios y una eficiencia de hasta 90%. Al igual que la planta de Nagda, se opera exclusivamente con biomasa. El resultado: las emisiones de gases de efecto invernadero directas en la producción de pigmentos inorgánicos se redujo en un 69% en comparación con el año base 2009. En 2013, la generación de residuos en la planta se redujo en un 44% respecto a 2009.

Suministro estable

ZWIJNDRECHT-SITE-VIEW-3La planta de producción de caucho butílico de LANXESS en Zwijndrecht, Bélgica, tiene una planta de energía que genera vapor y energía para el proceso de fabricación. Esta planta altamente moderna se opera con gas natural y funciona según el principio de acoplamiento de potencia-calor, lo que hace posible una utilización de la energía de alta eficiencia. Como resultado de esto, las emisiones de CO2 se reducen en cerca de 80.000 toneladas métricas por año. Esta planta de producción combinada de calor y energía es un proyecto conjunto con el proveedor de energía local. El proveedor opera la planta con su propio personal y garantiza a LANXESS un suministro estable, que es esencial para el proceso de fabricación.

Innovador método de purificación de aire residual

PJ_GC5LANXESS ha hecho provisiones para un aire más limpio en su sitio francés en Port Jérôme. Allí, una unidad de purificación de aire residuos altamente moderna está en funcionamiento. En Port Jérôme LANXESS produce cauchos principalmente para la industria de neumáticos. Cerca de 130.000 metros cúbicos de aire residual por hora se producen en el proceso de fabricación, que contiene principalmente partículas de caucho y solventes en forma de compuestos de hidrocarburos. Esto contribuye significativamente a la formación de ozono a nivel del suelo y al desarrollo del llamado smog de verano. Pero con la unidad de reducción térmica regenerativa y su innovador proceso de combustión, el aire residual queda casi completamente purificado. En este proceso todas las partículas de caucho se retiran y los hidrocarburos se filtran fuera de la corriente del aire residual, son concentrados y finalmente quemados. La combustión se lleva a cabo prácticamente sin adición de combustibles fósiles. Este método reduce la emisión de CO2 en aproximadamente un 50%.