_TME9809B

Mejor que nunca

Los tanques de combustible de plástico son comunes hoy en día no sólo en automóviles, motocicletas, botes y otras embarcaciones, sino también en una amplia gama de máquinas con motores de combustión. Estas últimas incluyen cortadoras de césped, sopladores de hojas y generadores de energía. Estos tanques ofrecen una serie de ventajas. Sin embargo, no todos los materiales son confiables para impedir la emanación de vapores de gasolina.

Grandes ventajas

I_1_Tanks_neu

Los tanques de plástico son populares por varias razones. En primer lugar, porque pueden ser diseñados con casi cualquier forma, para hacerlos encajar perfectamente con otras piezas circundantes. Por otra parte, su producción es más económica, ya que no precisa de costuras complejas de soldadura, como es el caso de los tanques de metal. Además son menos pesados, lo que facilita su manipulación, ya sean para una motocicleta o una cortadora de césped. Por último, pero no menos importante, el plástico no se oxida.

 

Un pequeño inconveniente

I_2_TanksLos tanques de plástico tienen el inconveniente de no ser completamente impermeables. Si bien no hay peligro de que se acumule una mancha de gasolina bajo el vehículo, un tanque de plástico no puede prevenir la lenta emanación de vapores (permeabilidad) que resulta de la estructura macromolecular del polímero. Este hecho puede conducir a la liberación de importantes cantidades de hidrocarburos a la atmósfera.

Esto explica por qué la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) redujo la permeabilidad máxima permitida de combustible en los tanques de plástico de motocicletas y otros equipos con motores de combustión. El límite máximo se sitúa en 1,5 gramos por metro cuadrado de superficie interior del tanque por día (g/m2/d). Se espera que la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas siga el ejemplo de la EPA para reducir sustancialmente el límite máximo para los tanques de motocicletas.

 

Polímeros de Performance impiden fugas de gasolina

Tanks_testen_2A raíz de esta situación, LANXESS desarrolló una serie de polímeros altamente impermeables al vapor de gasolina. Uno de ellos es el nuevo plástico Durethan BC 550 Z DUSXBL. “El Polyamide 6 elimina la permeabilidad con tanta eficacia que entra cómodamente dentro del límite más estricto implementado por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos para los tanques de motocicleta. Además, tiene una dureza de alto impacto, lo que significa que los tanques hechos de este material son muy resistentes a los golpes”, explica Maik Schulte, ingeniero de desarrollo de LANXESS. Ante todo, este polímero ofrece una excelente alternativa al polietileno de alta densidad que todavía se utiliza para fabricar muchos de los tanques para motores de combustión.

Debido a sus características permeables, el polietileno de alta densidad tiene problemas para alcanzar el límite más estricto para los tanques de motocicleta. La permeabilidad de los tanques a los hidrocarburos puede ser reducida mediante un proceso posterior de fluoración. Sin embargo, esto implica una etapa de fabricación extra, complicada y costosa, debido a la naturaleza altamente agresiva del flúor.

El nuevo polímero de performance de LANXESS también ofrece ventajas sustanciales en comparación con otros materiales para tanques tales como aluminio, chapa de acero y materiales compuestos de plástico multicapa.

Proceso de producción único

T_8754db4ff5El nuevo Polyamide 6 se transforma en tanques de plástico por medio de un proceso conocido como moldeo por soplado, una solución que no requiere ningún material adicional para el sellado. El nuevo producto es también una alternativa económica a los tanques hechos de compuestos de plástico multicapa, ya que las capas son laminadas mediante un proceso más costoso y técnicamente exigente.

En comparación a la chapa de acero y el aluminio, Polyamide 6 permite una libertad de diseño mucho mayor en lo que respecta a la geometría de los tanques. Elementos tales como los accesorios de montaje pueden estar directamente integrados, lo que facilita el ensamblado posterior. Y en contraste con la chapa de acero, por ejemplo, no requiere formado, punzado o soldadura, lo que también ayuda a reducir costos.

Apto para biocombustibles

 

De igual importancia es el hecho de que este nuevo material ofrece una respuesta a uno de los problemas más acuciantes de este siglo: la reducción de nuestra dependencia de los combustibles fósiles a través del mayor uso de combustibles producidos a partir de materiales renovables.

III_1_TanksEl nuevo Polyamide 6 de LANXESS es compatible con las concentraciones de etanol que se utilizan actualmente en los biocombustibles. De hecho, los estudios iniciales muestran que el material es adecuado incluso para la gasolina con una concentración de etanol del 85 por ciento. “Esperamos que nuestro nuevo material para tanques sea resistente a los  combustibles E85”, confirma Schulte.

A diferencia del aluminio, el termoplástico Durethan BC 550 Z DUSXBL, libre de plastificantes y no reforzado, tiene la ventaja de no verse afectado por los biocombustibles a base de etanol. El etanol atrae el agua, lo que significa que los tanques de aluminio sin una capa protectora en sus paredes interiores son susceptibles a la corrosión. Las partículas causadas por este proceso pueden dañar el motor y las unidades auxiliares.

Además, el nuevo material es una buena alternativa a los compuestos de duroplastic, que son una opción popular para la fabricación de tanques de combustible para barcos. Contrariamente a la experiencia con tales compuestos, el etanol no disuelve el  polímero. Como resultado, con Durethan BC 550 Z DUSXBL ya no existe el peligro de una acumulación de residuos en las válvulas de admisión, evitando dañar los motores.